23 DE junio DE 2016

Pizza Familiar

Pizza Familiar

No sólo de subcompactos vive la marca Fiat, y el 500X satisface a toda la familia.

Quién piensa en Fiat casi siempre lo asocia al Cinquecento, el elegante, juvenil, y “charming” subcompacto hecho en nuestro país. Pero hay más. O al menos hay más tamaños como muestra el 500X.

Fiat ha decidido atacar de manera agresiva el segmento crossover. Ahora, con la inercia positiva de carga se atreve a lanzar el segundo de su historia, para contender con vehículos como la Mazda CX-3 o el Nissan Juke, por mencionar algunos.

El 500X es el más reciente integrante en el portfolio de ventas de Fiat, y a todas luces se tomó la influencia del 500 para su diseño exterior, pero con un toque de “proteína”, que lo hace un carro mayor, casi musculoso. Faros semi-redondos; direccionales secundarias también casi redondas; parrilla cromada que hace alusión al típico bigote italiano; parrilla de radiador diminuta y alargada; faros de niebla; facias voluminosas; el cofre con un par de líneas que brindan un toque agresivo; rines de 17 pulgadas y la parte de atrás, abultada con calaveras cuadradas, cierran el “coqueto” conjunto.

Más allá de una agradable apariencia, los ingenieros parecen haber pensado en grande. Desde la versión básica el automotor ofrecerá siete bolsas de aire; selector de modo de manejo y sistema de encendido sin llave.

Por dentro y de primera impresión, se aprecia un habitáculo generoso. El espacio está bien distribuido, lo que hace del 500X un automóvil cómodo. De entrada el volante está forrado en piel; tienen pantalla táctil de cinco pulgadas con infoentretenimiento Uconnect; sistema de sonido Beats de seis bocinas, (versión Trekking); controles eléctricos y adornos de aluminio pulido forman parte del interior.

Se decidió emplear un motor de cinco cilindros y 2.4 litros, que desarrolla 180 caballos de fuerza y 175 libras-pie de torque. El motor es el viejo conocido Tigershark Multiair. Acoplado a él, se utilizará una transmisión de nueve relaciones. Totalmente electrónica.

En seguridad y comodidad, el crossover da muestra de sus alcances. Además de las siete bolsas de aire el 500X contará con cámara de reversa; asistente de punto ciego; control de tracción y estabilidad; freno de estacionamiento electrónico; aire acondicionado, control de velocidad de crucero; asistente de arranque en pendientes; sistema de navegación, dos puertos USB y Bluetooth, entre lo más destacado.

El coche ya está a la venta en nuestro país y llega en dos versiones, (Easy y Trekking). En los próximos meses se integrará la versión Trekking Plus, que incorporará interiores en piel y techo panorámico.

Los precios de Fiat 500X son de 384 mil 900 pesos para el Easy y 414 mil 900 para el Trekking.
El manejo
Las carreteras de baja California Sur sirvieron como parámetro de manejo. El automóvil a nivel del mar se comportó de buena manera. Un buen aplomo aplomo fruto de la suspensión rígida, nos dieron una grata sensación de manejo. En terrenos irregulares se comportó un poco nerviosa, por lo que se extrañó una tracción integral o 4X4. El motor respondía de manera sobresaliente. Tomó lo mejor de la plataforma de Jeep Renegade, sobre la cual está construida.

En general, es un buen producto que viene a competir en un segmento en crecimiento. la pelea no será fácil, pero con el equipamiento y la sensación de manejo, el auto edificado en Melfi, Italia, puede dar sorpresas a más de uno.

Via: EL INFORMADOR