23 DE junio DE 2016

#MÁSQUELOSDEMÁS

#MÁSQUELOSDEMÁS

Así de directo es el mensaje que Fiat envía al mundo automotriz con el nuevo 500X. Más espacio, seguridad. Potencia y belleza, pero todo eso es apenas el comienzo.

Le dimos la bienvenida –por segunda vez– al primer crossover de Fiat. en esta ocasión no bastó con verlo en un exhibidor, interactuamos con él y todo su “factor X”, y el resultado fue positivo. Primero, quitemos del camino lo más comentado de manera ambigua: el precio. Hay crossovers compactos más baratos, más “sport”, con motores más eficientes y hasta con tracción integral; pero 500X no pretende ser el más rápido, ni el más práctico, no, 500X derrocha estilo, tecnología, diversión al volante y toda la actitud característica de su herencia italiana.

Esto no quiere decir que no sea práctico, ya que su cajuela es una de las más grandes del segmento, tampoco es lento ya que tiene 180 hp transmitidos al eje delantero con una caja de nueve velocidades, cuando el camino lo amerita. Podemos usar el selector de modos de manejo ya sea para circular sobre la arena de la península de Baja California o sobre la autopista con una mejor respuesta del acelerador, la transmisión y la dirección de asistencia eléctrica.

Fiat 500X es un capricho inteligente, diseño y funcionalidad al unísono coronado con una bella y exótica carrocería de procedencia retro como el 500 “original” del siglo XXI.

El interior –a pesar de ciertas imperfecciones– es de buena calidad, el equipamiento es de auto de lujo y la comodidad con una posición de manejo un tanto más arriba que la de un sedán es un plus que muchos buscan y que las marcas procuran ofrecer.

Via: AUTOEXPLORA