23 DE junio DE 2016

FIAT Línea Sporting

FIAT Línea Sporting

Adrenalina en la piel.

Aceleran. Con una imágen más racing, la firma italiana presentó un revitalizado line up de sus modelos 2016, los cuales están llamados a elevar sus ventas en México.

La firma italiana nos presenta con un nuevo maquillaje deportivo en las carrocerías de sus vehículos, la gama Sporting llega al mercado nacional en busca de acelerarnos el pulso, además de presentar una renovada ofensiva de FIAT en el mercado nacional. Los modelos con veneno en la sangre del 500, UNO y Palio están listos para dejar en el retrovisor a sus rivales en México.

No existe un mejor laboratorio de pruebas que el asfalto mexicano para conocer a fondo las intimidades de un auto, además de sus capacidades, toda vez que prácticamente todos nuestros caminos cuentan con tramos que son dignos de una película de guerra, es decir, vados, topes dignos de monumentos. La ruta larga con dirección a Puebla fue elegida por FIAT para mostrarnos a sus nuevos integrantes.

Son cuatro las versiones que derrochan adrenalina de este line-up de FIAT: UNO, Palio, 500 y 500 Abarth, todos comercializados como modelos 2016 y con una buena cantidad de modelos para satisfacer a un mercado nacional cada vez más exigente.

La mecánicas son las ya conocidas de estos vehículos, pero su nueva piel llega acompañada por numerosos detalles que harán que sus propietarios se distingan del resto.

El primero en pasar por nuestras manos fue el UNO Sporting con sus rines sport que dejan ver sus calipers rojos, doble escape cromado, parrilla en combinación negro y rojo, además de detalles en el interior en el que predomina el cromo. Su desempeño es bueno en la ciudad y carretera, en el que destaca su revitalizada suspensión, la calidad del sistema de audio y el confort de su interior.

En la siguiente etapa nos pusimos al volante del Palio Sporting, con una línea más dinámica que la presentada en el pasado. Su desempeño en carretera es eficiente, y gracias a las paletas al volante en la versión con caja automática (Dualogic) pudimos sacar el piloto F1 que llevamos dentro, mientras que el modelo manual nos permitió una entrega de potencia de rápida respuesta. Su andar en ciudad es muy confortable.

Su altura con respecto al piso permitió librar diferentes irregularidades del asfalto, sin ninguna dificultad y sin hacer maniobras de más; mientras que la inclinación de sus parabrisas mejora notablemente la visibilidad. Los interiores están bien logrados y el espacio en sus plazas son sus cartas fuertes.

El turno del 500 Sporting llegó, y este pequeño vehículo que además de ser la punta de lanza más importante de FIAT, brilla por su carisma, pero ahora adoptó una imagen más aerodinámica y agresiva en la que destacan sus rines de aluminio de 16” bitono, spoiler trasero y franjas exclusivas de esta versión.

Por todos los tramos recorridos atrajimos las miradas de propios y extraños; en la ciudad tuvimos piedad del acelerador, en la que disfrutamos de su equipo de sonido provisto por la firma Beats, pero una vez alcanzada la carretera aceleramos a fondo con su modo de manejo sport que dejó ver una aceleración sostenida y una precisión en la dirección que nos dejó retar a la física en más de una curva, en las que brillaron sus troles de tracción y estabilidad.

Dejamos para el final la cereza del pastel. El 500 Abarth nos presumió sus rines de 17”, fascias y líneas aerodinámicas de principio a fin a su carrocería, espejos con la línea que se ha convertido en el sello del escorpión, al tiempo de que pudimos ponernos en sintonía con su sistema de comunicación e infontretenimiento, Uconnect, el cual manipulamos a través de su pantalla táctil.

En carretera este vehículo fue veneno puro, su brioso motor de 1.4 litros multiair, de 160 caballos de fuerza, no perdió el aplomo en ningún momento y pese a lo que se pudiese pensarse por sus reducidas dimensiones, cuenta con un balance de pesos excepcional, con lo que en curvas muestra una estabilidad a prueba de fuego. Sus interiores son una belleza y no permiten que nos olvidemos que representa la deportivIdad de FIAT.