info-circle-1 icon-info-circle-2 icon-info-circle-3 play play pause volumen mute alternative play alternative pause alternative volumen alternative mute

30 DE junio DE 2020

La historia de Abarth y Fiat: alto desempeño a la italiana

La historia de Abarth y Fiat: alto desempeño a la italiana

Desde la creación de los automotores, las compañías italianas han destacado por la calidad, diseño y velocidad de sus vehículos; famosos y reconocidos alrededor del mundo. Hoy te hablamos de Abarth, una marca que lleva años inyectando potencia a los autos Fiat.

¿Qué es Abarth?

Abarth es una marca italiana enfocada en crear automóviles potentes y de competición, así como autopartes para los mismos. Este espíritu de competitividad viene de sus fundadores, Carlo Abarth y Armando Scagliarini.

La historia de Abarth

Carlo Abarth, un experto mecánico y motociclista

A los 16 años, Carlo Abarth comenzó a diseñar chasis para motocicletas. A los 19, obtuvo un trabajo reparando motos de carreras y como piloto de pruebas. Pronto tuvo la oportunidad de competir en reemplazo de un piloto y rompió el récord de velocidad dos veces consecutivas.

Desde 1929, a los 21 años, Carlo construía sus propias motocicletas de competición. Mismas que usó para coronarse campeón de Europa en cinco ocasiones, sin ayuda de ninguna compañía que lo respaldara.

La creación de Abarth

En 1939, un accidente obligó a Carlo a retirarse de las completamente de las carreras. Durante la Segunda Guerra Mundial permaneció en Austria, su país natal, experimentando con motores. Cuando terminó la guerra se mudó a Italia donde comenzó a trabajar para la empresa automotriz Cisitalia, diseñando el Cisitalia 360.

Distintos problemas hicieron que la empresa quebrara, por lo que Carlo no recibió pago alguno. Entonces, decidió tomar lo que quedaba de la compañía y fundar Abarth & C. junto con Armando Scagliarini, un corredor amigo suyo.

Desde entonces, el escorpión, distinguió a la marca. Este logo fue elegido ya que era el signo zodiacal de Carlo y a que sus coches se distinguían por ser como este animal: pequeños, veloces y ágiles.

Abarth creó su propio equipo de carrera y para financiar las modificaciones a los autos comenzó a fabricar silenciadores y tubos de escape. Sus silenciadores, aunque más costosos, fueron muy populares por su calidad y distintivo sonido.

El primer Fiat Abarth

En 1955, Carlo Abarth vio la oportunidad de convertir el pequeño Fiat 600 en un auto deportivo compacto y económico. Usó la base de Fiat 600, le colocó un motor de 750 cc para duplicar su potencia y cambió el carrozado para que fuera más aerodinámico. Dando como resultado el Fiat 750.

Desde entonces ambas marcas fueron inseparables. El auto fue un éxito y Abarth comenzó a vender kits para que las personas pudieran modificar su Fiat 600. Cada kit costaba 250 mil liras, casi la mitad del precio de un Fiat 600 nuevo, pero incluía todas las piezas e instrucciones necesarias para transformar el auto.

En 1956, el mismo Carlo Abarth condujo una versión especial del vehículo, el Fiat 750 Bertone y rompió seis récords diferentes: el de 24, 48 y 72 hrs, el de 5 mil y 10 mil km y el de 5 mil millas.

cerrar

Contáctanos